martes, 1 de agosto de 2017

Abducida por "face"...

   Llevo casi un año sin publicar nada y eso que me lo he propuesto muchas veces. El dichoso "face" absorbe que da gusto, yo casi diría que abduce, y total, ¿para qué?. La mitad de los días acabo enfadada o llorando, o ambas cosas. Francamente agotador. La gente te habla de lo maravillosa que es la inmediatez de las respuestas y el alcance que tienen ese tipo de redes sociales, te dicen eso de "pasate por mi muro..." pero lo que se les olvida decirte es lo saturante que puede llegar a ser. Con todos sus defectos, me quedo con blogger.  Y no os cuento de lo mucho que echo de menos escribir cartas... A veces, intentar ver un video o leer algo puede ser casi una misión imposible: se te cuelan tropecientas publicaciones de amigos, sus reacciones o comentarios sobre lo que publica otra gente que ni siquiera conoces, sugerencias varias cortesia de la casa y publicidad...  
 
   Cuando sigo a alguien en este medio, se mas o menos que voy a ver. Los post suelen estar cuidados y responden a lo que su autora nos quiere mostrar de su vida, su trabajo o sus opiniones y no se "cuela" nada que no sea deseado, o publicaciones ajenas, que hacen que pierdas información. 
   Eso no quiere decir que no hayan veces que no nos pongamos mas intimistas o que estemos afectados por algo que nos haya pasado y lo dejemos traslucir a través de nuestro escritos, lo que significa es que si nos ha gustado una foto de una amiga haciendo el pino-puente en la barandilla de su terraza en pelotas, por decir algo, y decidimos darle a "me gusta", no tiene porque enterarse medio mundo. Como eso, todo. Si opino en una página de política o religión o simplemente reacciono ante algo que veo no creo que deba enterarse toda mi lista de "amigos". Que si, que existen ciertos filtros para restringir a quien le llegan ese tipo de cosas, pero aun así, creo que son demasiado amplios y engorrosos de aplicar.

   Es cierto que he conocido a gente maravillosa a través de facebook y no reniego de ello en absoluto pero creo que es tiempo de intentar encontrar un equilibrio, y lo que me aportaba blogger en absoluto lo he encontrado en "face". Echo muchísimo de menos a algunas "bloggers", otras siguen al "pie del  cañón" y será cuestión de  visitarlas más y comentar más, que eso siempre anima.
   Por mi parte, voy a ver si me pongo las pilas y me hago una cura post-abducción...   Hasta pronto!!!
   

 

No hay comentarios: